Categorías

PROTECCIÓN RESPIRATORIA No hay productos en esta categoría.

PELIGROS PARA EL SISTEMA RESPIRATORIO
Su salud depende del aire limpio que respira. Cuando se respira polvo, gases, vapores o rocío tóxicos, estas sustancias quedan atrapadas en el sistema respiratorio causando irritación y/o pérdida de la habilidad para respirar. Esto puede ocasionar problemas de salud a corto o largo plazo, y hasta la muerte. La deficiencia de oxígeno es una situación muy grave que podría provocar la pérdida del conocimiento o causar la muerte en minutos, y las temperaturas extremas
pueden provocar daño al sistema respiratorio.
- Polvo, gases y rocío – son partículas diminutas que flotan en el aire.
- Gases y vapores – son contaminantes invisibles que se mezclan en el aire.
- Deficiencia de oxígeno – ocurre cuando el nivel de oxígeno en el ambiente es de menos de 19.5%.
- Polvo – se forma cuando se manipula algún material durante actividades como lijar, moler o triturar.
- Gases – se forman cuando se funde algún metal, luego se vaporiza y enfría rápidamente creando partículas muy finas, por ejemplo al soldar.
- Rocío – son gotas diminutas de un líquido que se forman al rociar, mezclar o limpiar.
- Gases – son sustancias que se incorporan al aire a temperatura ambiente generalmente producidas por un proceso químico u otras actividades a altas temperaturas.
- Vapores – se forman cuando sustancias líquidas o sólidas se evaporan; ocurre generalmente con solventes, pinturas o actividades de refinería.
- Deficiencia de oxígeno – puede ser causada por reacciones químicas, fuego o desplazamiento de otros gases. El 21% del aire que respiramos está conformado por oxígeno.
- Temperaturas extremas – el aire extremadamente caliente o frío puede dañar el sistema respiratorio dependiendo de cuánto tiempo se esté expuesto a estas temperaturas.